CINE SOCIAL

Thursday, May 11, 2006

LA INMIGRACIÓN A TRAVÉS DEL CINE


El cine es una buena herramienta para acercarnos a las condiciones de vida de colectivos con dificultades. En otras ocasiones he tratado pueblos olbidados o vulnerados pero en este post me gustaría incidir a la particularidad de los inmigrantes.
Un excelente ejemplo de la inmigración tratada a través del cine es un gran clásico de todos los tiempos Las uvas de la ira (1940), de John Ford, basado en la novela de Steinbeck. La familia camperola de Joad pierde durante la Gran Depresión su pequeña granja en Oklahoma y se ve obligada a buscar una nueva tierra en California. En su viaje tendrán que aceptar trabajos con jornadas interminables, sufrir rechazo social y vivir en condiciones infrahumanas.
El año 1991 la caída del régimen comunista en Albania produjo la huida masiva de albaneses hacia una América incierta y utópica llamada Italia. Estos hechos son la base de Lamérica, de Cianni Amello, que profundiza en los abismos que separan los países ricos y los pobres, que la proximidad geográfica hace más evidentes.
Sin embargo, una película más reciente y más adecuada a nuestra cuotidianidad es Las cartas de Alou (1990), de Montxo Amendáriz, que tiene como eje temático el viaje y la integración. En este filme vemos reflejadas las dificultades y barreras que se podría encontrar cualquier inmigrante que llegase a España: precariedad laboral, idioma, racismo, habitaje per también la solidaridad y el compañarismo.